"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!

¿Por dónde empezar?

El bonsai es un arte milenario que ha fascinado a cuantos se han acercado a contemplar la belleza de sus cautivadores diseños.

¿Quieres formar parte de éste mundo? Comenzar es fácil.

Si alguna vez ha sentido irremediablemente tentado de comprar ese bonsái en el centro comercial o en su visita a su vivero habitual y pocas semanas después ha visto impotente cómo languidecía y poco después moría, quizás esto le interese. Suele ser muy habitual entre los amantes de las plantas sentirse atraído por esos pequeños árboles y su atractivo oriental, aunque la aventura de cuidarlos en casa puede acabar mal si no somos conscientes de las necesidades del árbol, de sus prioridades como ser vivo creciendo y desarrollándose en un recipiente de escasas dimensiones.


cuidados básicos del bonsaiAl adquirir nuestro primer bonsái es importante elegir una especie arbórea adaptada a nuestro clima. Las especies autóctonas son las más indicadas para ello.
bonsai formacionla formación y modelado de nuestro árbol como bonsái depende de la aplicación de algunas sencillas técnicas tales como el pinzado, la poda o el alambrado.


Saber cultivar con éxito.

Cuándo es el momento de transplantar; el sustrato que debemos emplear o la cantidad de raíces que debemos cortar. El abonado preciso, la época correcta y el tipo de abono a utilizar. El tratamiento fitosanitario que nos libre de plagas y enfermedades. El riego oportuno y medido, evitando los excesos. La ubicación adecuada, libre de corrientes, bien iluminada o que proteja de temperaturas extremas a las especies tropicales. En definitiva, conocer la idiosincrasia de cada especie arbórea, su respuesta a cada labor serán nuestras mejores armas para lograr el éxito.


Cultivo

Técnicas Avanzadas

Especies

pino blanco japones-pinus parviflora

Bonsái pino blanco japonés – Pinus parviflora

Pino blanco japonés El pino blanco japonés o también conocido erróneamente como pino de cinco agujas, ( que es en realidad el nombre común de la variedad pinus pentaphylla), es originario de Corea y Japón, de latitudes medias y  es en ...

Leer más »
bonsai almendro prunus dulcis

Bonsai almendro – prunus dulcis

Ficha almendro – Prunus dulcis El almendro, Prunus dulcis , es de la familia de las rosáceas (Rosaceae), cuyo origen es probablemente Asia y el norte de África. Ubicación Es un árbol amante del pleno sol, que no se desarrolla ...

Leer más »
el-arbol-mas-viejo-del-mundo-Old-Tjikko-3

El árbol más viejo del mundo

El árbol, seguramente, más viejo del mundo vive en Suecia;  un abeto rojo de aproximadamente 9.550 años de edad, al que su descubridor puso el nombre de “Old Tijkko”. En lo alto de una cordillera montañosa del centro del país fue descubierto ...

Leer más »
pyracantha

Espino de fuego – pyracantha coccinea

Bonsai pyracantha De “pyros”, fuego y “acantha”, espina, pertenece a la familia de  las  rosaceae y es originario de Europa meridional y de Asia occidental. La pyracantha o espino de fuego es un arbusto duro, de hoja perenne, con ramas ...

Leer más »

Un arte milenario

Un arte milenario

El bonsai es un arte milenario que ha fascinado a cuantos se han acercado a contemplar la belleza de sus cautivadores diseños. De origen chino es en el vecino Japón donde se desarrolla en los últimos siglos el cultivo de éstos pequeños árboles .

¿En qué consiste este arte?

Los bonsáis son representaciones a pequeña escala de paisajes naturales que se realiza con macetas y árboles y que tiene su origen en la tradición japonesa basada en la contemplación. El encargado de cuidar su bonsái intenta reproducir un paisaje o un árbol silvestre mediante la aplicación de específicas técnicas como el pinzado, el alambrado o la torsión de ramas, convirtiéndose con el tiempo en pequeñas obras de arte vivas y en constante crecimiento. Éstos cambios contínuos requieren de una atención y unos cuidados prácticamente diarios por parte de su propietario.

Resulta extraordinariamente motivador contemplar un bonsái de cierta edad, armonioso y equilibrado. Con el paso de los años ese mismo árbol, bien cuidado y guiado en su crecimiento alcanzará la magnificencia que observamos en un árbol adulto en medio de un bosque.

Es el amor por la naturaleza y el interés que suscita en nosotros el aprendizaje de éste arte los que terminan transformándose en orgullo de ser responsables del crecimiento de un árbol, ejemplo de serenidad, belleza y atemporalidad

Si en el momento de nuestra compulsiva compra hubiésemos contado con la asesoría de un experto en el tema seguramente lo primero que preguntaría sería: ¿Cuál será la ubicación del árbol?

Dependiendo de nuestra intención de situarlo como elemento decorativo de nuestro salón o en un lugar preferente de nuestro jardín o terraza, el experto nos indicará una especie u otra. Aunque en principio todos los árboles son de exterior ( en la naturaleza éstos viven y se desarrollan en el exterior y no bajo cubierto) dependiendo de la dureza de nuestro clima, las especies tropicales necesitarán protección en el interior. Los bonsáis de interior no existen como tales.

¡Una especie autóctona será la mejor elección!

No se complique con árboles importados o foráneos cuya adaptación a nuestro clima no está asegurada y cuyos requerimientos serán mayores que los autóctonos.

Aprenda a cultivar antes de modelar

Nuestros deseos de comenzar a cortar, alambrar, podar, torsionar o transplantar tan pronto como tenemos el árbol en casa deben esperar en primer lugar a que la salud del árbol lo permita y en segundo lugar que sea la época adecuada para realizar tales labores. Posiblemente nos apremie la impaciencia por darle forma a nuestro bonsái o prebonsai recién adquirido para conseguir la imagen de árbol perfecto en miniatura que tenemos en nuestra mente, pero cualquier intento en ésta dirección no será fructífero si antes no dominamos el cultivo del árbol, la forma de mantenerlo vivo y vigoroso y por muchos años en su pequeña maceta. Las reglas básicas de la jardinería aplicadas a un pequeño de ejemplar de pino, olivo u otra especie pero que son la base para mantener vivo y perdurable en el tiempo a nuestro bonsái.

De poco importa nuestra depurada técnica para tallar maderas muertas, para hacer torsiones extremas en troncos y ramas o pinzar con maestría brotes y yemas si no respetamos las más elemental de las reglas; que nuestro bonsái perdure en el tiempo vivo y sano.

Como el maestro japonés Kawabe Takeo nos recuerda ..

"En el arte del bonsái se debe dar prioridad al estado de salud del árbol, su vida  primero y no tanto la visión estética que pretendemos obtener de él."

La salud del árbol como prioridad ante el resto de labores que conlleva la formación del bonsái. No es algo que se aprende en las demostraciones de grandes profesionales ni en los concursos y exposiciones internacionales, quizás porque se dé por sabido o superado. Pero es la piedra angular de ésta afición, sobre todo cuando nos estamos iniciando en ella.

bonsais pino
idem up