"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Especies » Bonsai OLIVO – ¡Todo lo que necesitas saber !

Bonsai OLIVO – ¡Todo lo que necesitas saber !

Bonsai olivo

El olivo (olea europaea) es un árbol perenne de talla mediana típicamente mediterráneo con un característico tronco agrietado, grueso e irregular, copa redondeada. De hojas estrechas de un intenso color verde, emite pequeñas flores blancas y de su fruto, la aceituna, se extrae el apreciado aceite de oliva, todo un símbolo cultural.

De porte vigoroso y resistente a las inclemencias del tiempo es muy apreciado para su cultivo como bonsái, siendo la variedad silvestre, el acebuche (olea europaea silvestris)  o ullastre (en las Islas Baleares) muy recomendada por el menor tamaño de sus hojas. Sus troncos retorcidos y su excelente madera le hacen adecuados para trabajarla (jin, shari) y obtener la belleza de sus vetas.bonsai olivo

Ubicación

En zonas de clima templado se situará en el exterior todo el año. Como árbol acostumbrado a crecer en el cuenca mediterránea requiere buena iluminación y exponerlo al sol directo. Soporta bien la sequedad y el frío del invierno  aunque será necesario protegerlo de heladas extremas y prolongadas.

bonsai olivo - todo lo que necesitas saber

prebonsai olivo

Es una planta que debe estar colocada en el exterior tanto en primavera como verano ya que es un árbol resistente al sol directo por la protección natural de sus hojas que las protege de la evaporación excesiva. En invierno, aunque puede soportar temperaturas bajo cero, se protegerá bajo cubierto para evitar las  temperaturas extremas, de forma temporal o comenzará a brotar a destiempo. Puede soportar las heladas puntuales.

Riego

Prefiere suelos bien drenados y es aconsejable cerciorarse de que el sustrato está seco para volver a regar. Al tratarse de una especie perenne debe regarse también en invierno aunque a intervalos más largos de tiempo y por las mañanas para que le de tiempo a drenar y expulsar el exceso de agua antes de bajar las temperaturas nocturnas.

Poda y pinzado

En climas templados la poda del olivo se podrá realizar tanto en verano como en invierno, después de los crecimientos de primavera y otoño. Con las ramas gruesas y para evitar el peligro de retirada de sabia dejaremos algunas hojas en el ápice de algunas rama secundaria que podremos eliminar con la emisión posterior de otros brotes. Para ramas que salen del tronco utilizar una podadora esférica para evitar antiestéticos crecimientos alrededor del punto de corte. 

Una vez arranca un nuevo período de crecimiento con el pinzado acortaremos las ramas que hayan desarrollado más de 4 ó 5 pares de hojas, cortando al primer par de hojas, para permitir la brotación latentes bajo las  axilas de dichas hojas y favorecer la ramificación. Los brotes mal direccionados así como los chupones de la base del tronco se deben eliminar en cuánto surjan. No se aconseja podar o defoliar ramas demasiado jóvenes pues ésto originaría brotes débiles o con la distancia entrenudos demasiado larga.

Defoliación

La defoliación total es una técnica demasiado agresiva para ésta especie por el mencionado peligro de retirada de sabia en ramas desprovistas de hojas. Es más aconsejable hacer defoliaciones parciales sin llegar a eliminar toda la hoja verde de una vez.

Transplante

En ejemplares jóvenes se trasplantará cada 2 ó 3 años aproximadamente. El bonsais ya formados se puede retrasar ésta operación 4 ó 5 años con su sustrato de calidad. El momento adecuado para el trasplante del bonsai de olivo es a finales del invierno, antes de que presente nuevos brotes de crecimiento, reduciendo el sistema radicular en un tercio. Los olivos recién trasplantados los protegeremos de las heladas tardías.

Abonado

Debe abonarse sólo durante los períodos de crecimiento, marzo a junio y desde finales de agosto a mediados de octubre, preferiblemente con un fertilizante de liberación lenta; Hanagokoro o similar.

Alambrado

Se puede alambrar durante prácticamente cualquier época del año aunque conviene recordar que la corteza de éste árbol es especialmente delicada y puede ser necesario en ocasiones cubrir con rafia las ramas para evitar señales profundas. Durante primavera y otoño vigilaremos posible marcas producidas por el alambre y en caso de encontrarlas procederemos a su retirada y realambrado.

Plagas y enfermedades

Las más habituales en ésta especie son los pulgones, la cochinilla y la araña roja fumagina. Un tratamiento preventivo al inicio de la temporada con acaricida y fungicida es la mejor opción.

Repilo

Una de las enfermedades más comunes que podemos encontrar en nuestro bonsái de olivo es el repilo, Spilocaea oleagina, provocada por un hongo que se desarrolla bajo la cutícula superior de las hojas. [+ detalles]

Verticilosis

También desarrollada por un hongo, Verticillium dahliae, esta plaga ampliamente distribuida por el arco mediterráneo puede sobrevivir en el suelo largo tiempo y adquirirla la planta a través de las raíces. .. [+ detalles ]

Glifodes (o polilla del olivo)

polilla del olivo - glifodesLepidóptero (Margaronia unionalis) habitual de zonas de clima tropical o subtropical que ataca a los brotes tiernos del olivo. La larva inverna durante los meses fríos y sale en marzo o abril. Las larvas son de color verde brillante y son especialmente dañinas al alimentarse de las hojas y los frutos y ocasionando heridas punto de entrada de otros patógenos para la planta. .. [+ detalles]

Reproducción

Posible mediante semillas, acodos y esquejes.

Se puede obtener mediante la germinación de semillas (recordar que éstas deben ser de acebuche si queremos que nuestro árbol dé frutos, pues las obtenidas de un olivo no darán ejemplares productivos si no son injertadas).

El acodo también es otra forma de obtener nuevos ejemplares o de corregir fallos.

Esquejado

Si tenemos tallo de olivo con una ramificación secundaria atractiva podemos proceder a esquejarla para obtener así un nuevo bonsai con parte del trabajo adelantado para el futuro diseño.

Utilizaremos pues ramas de 2 ó 3 años, generalmente con diámetros inferiores a 3 cm. y realizaremos el esquejado a finales del invierno, justo antes de iniciarse el despertar primaveral. Para aquellos aficionados a seguir las fases lunares, el momento óptimo sería durante la tercera luna menguante, que coincide con lo reseñado anteriormente.

La forma de proceder para el esquejado del olivo la detallamos a continuación:

  • La rama que hemos seleccionado para cortar debe tener como mínimo 5 ó 6 pares de hojas, realizando un corte en bisel o doble bisel (arrancarlo para arrastras así una porción de madera del año anterior tampoco es contraproducente, y eliminamos las hojas de los nudos inferiores, al menos 2 ó 3 (los que enterraremos posteriormente en el sustrato).
  • Aplicaremos hormonas enraizantes en la base del esqueje para facilitar el agarre del mismo. Hay de distintos tipos y formatos ( líquidas, en gel, en polvo, etc.) pero si ya tenemos experiencia usando estos productos sabremos que las líquidas o en forma de gel se aplican más fácilmente y el producto se aprovecha mejor y no olvidar nunca seguir las indicaciones del fabricante para un mejor aprovechamiento y efectividad.
  • Regamos el sustrato y colocamos la maceta en un lugar protegido de heladas, vientos y el sol directo. En los días y semanas posteriores la humedad del esqueje y del entorno donde lo tengamos debe ser constante y alta hasta que comience a aparecer la nueva brotación y podamos reubicar en un lugar más soleado y comenzar con el abonado. Debe pasar al menos un año antes de cambiar a la planta obtenida de maceta.

Si queremos esquejar tallos o ramas de diámetros mayores de 3 cm, realizaremos el esquejado en otoño, mediados o finales ( en luna menguante), con segmentos de ramas de forma interesante para el diseño de no menos de 20 cm de longitud. Igualmente aplicaremos hormonas enraizante, enterramos, regamos y colocamos en una ubicación protegida de las inclemencias del tiempo

Esquejado de raíces

Dada la excelente capacidad germinativa de éste árbol es posible realizar esquejado de raíces de olivo de forma exitosa en la mayoría de los casos. Podemos tomar la propia raíz pivotante que emerge por debajo del futuro nebari o bien cualquier otra raíz secundaria de grosor suficiente para poder manipularla fácilmente.

Enterraremos en un sustrato drenante (100% akadama sería adecuado) y resguardaremos en un lugar fresco y húmedo mínimo un mes.

Si no brota espontáneamente podemos realizar a comienzos de la primavera un injerto (de tipo corona) sobre el extremo superior de la raíz visible que sobresale del sustrato.

Esquejes de retoños de cepa

Dada la excelente capacidad germinativa de éste árbol es posible realizar esquejado de raíces de olivo de forma exitosa en la mayoría de los casos.

Podemos tomar la propia raíz pivotante que emerge por debajo del futuro nebari o bien cualquier otra raíz secundaria de grosor suficiente para poder manipularla fácilmente.

Enterraremos en un sustrato drenante (100% akadama sería adecuado) y resguardaremos en un lugar fresco y húmedo mínimo un mes.

Si no brota espontáneamente podemos realizar a comienzos de la primavera un injerto (de tipo corona) sobre el extremo superior de la raíz visible que sobresale del sustrato.

Injertos en olivo

En el siguiente vídeo vemos hacer un injerto de corona a un bonsai de olivo. con ello pretendemos remodelar un bonsai del que sólo queremos conservar el tronco y del que partirán varias futuras ramas principales.

Recuperaciones

Debido a su extensa utilización agrónoma y gran proliferación podemos recuperar ( con el debido permiso de sus propietarios) de campos y lindes ejemplares de troncos añejos, gruesos y agrietados con relativa facilidad gracias a su facilidad de enraizamiento. En el siguiente vídeo vemos la recuperación y evolución con el paso de los años de un acebuche .

 

Formación y diseño

Vídeo didáctico sobre el diseño de un bonsai olivo realizado durante la IV Muestra del Bonsái de la ciudad de Málaga. Conducido por José Gómez se promueve con éste trabajo la  difusión del arte del bonsái y acercar las técnicas de su cultivo y diseño  a los aficionados más noveles.

Trabajando la madera

Remodelado bonsai olivo

bonsais pino