"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » El arte del Bonsái » Herramientas para bonsai – ¡ Conócelas !

Herramientas para bonsai – ¡ Conócelas !

A poco tiempo que llevemos en el mundo del bonsai una de las primeras cosas que aprenderemos es que necesitamos determinadas herramientas específicas para trabajos concretos y que no encontramos entre las herramientas habituales de las labores de jardinería; podadoras cóncavas o corte en bisel, alicates de jin o tijeras de pinzar son algunas de las más habituales.  Y es que para  cultivar un bonsái existen muchas herramientas diversas con distintos propósitos, formas y tamaños.

herramientas para bonsai

Tipos y características; dureza, inox y carbono

Las herramientas que utilizamos en bonsái precisan como requisito fundamental que tengan un buen filo, así realizarán cortes más limpios y cuánto mejor sea el corte mejor cerrará la herida producida por la poda. Por ello además de estar afilada la herramienta debe estar fabricada con acero de calidad, pues cuanto más fino se el grano del acero mejor filo se consigue.

Tipos de herramientas hay muchos pero que puedan considerarse buenas herramientas deben cumplir algunos requisitos fundamentales:

  • Que efectúe el trabajo para el que se diseñó de manera eficiente.
  • Que dure años.
  • Que necesite un mínimo mantenimiento.

Para que éstos requisitos se plasmen en una herramienta de calidad tenemos que valorar el diseño previo, los materiales utilizados y la fabricación propiamente del producto.

Varias particularidades tendremos en cuenta a la hora de valorar un diseño acertado; la longitud del filo y del mango, que sean funcionales y ergonómicas a la mano que las va a utilizar y que incluso puedan incluir resortes o muelles que permitan su uso continuado durante horas sin hacer mella en el aficionado. Con un diseño acertado se consigue una enorme efectividad y durabilidad de la misma.

En cuanto a los materiales, el acero utilizado para la fabricación de tales herramientas por descontado debe ser de la máxima calidad para alcanzar la dureza y resistencias necesarias durante toda la vida útil de las mismas. En determinadas ocasiones que el usuario emplee el efecto palanca para realizar determinados cortes con el mínimo esfuerzo las tensiones alcanzadas en el extremo de la herramienta podrían estropear o incluso fraccionar a dicha herramienta si ésta no fuera fabricada con acero de calidad.

Hablemos ahora de la dureza superficial del metal utilizado. Los aceros rápidos empleados generalmente parte de poca dureza inicial y para aumentarla se someten al proceso del temple, con lo que se evitan deformaciones futuras y tener que estar afilando la herramienta continuamente.

  • Diferencias entre acero inoxidable y acero al carbono

El acero inoxidable  además de hierro y carbono incluye en su composición cromo (u otros metales como vanadio, manganeso o molibdeno) para evitar la corrosión y la oxidación. Ello lo hace ligeramente más blando que el acero al carbono.

El acero al carbono contiene sólo hierro y carbono, lo que le confiere mayor dureza que el primero pero mayor facilidad para oxidarse. Las herramientas de acero al carbono que usamos en bonsái vienen pavonadas en negro. Esto no es más que un tratamiento químico que se le da a éste acero para prevenir la corrosión, similar al que se le aplica a las armas de fuego.

En definitiva las herramientas fabricadas en acero inoxidable son más resistentes a la humedad, la oxidación y las temperaturas bajas aunque las fabricadas en acero al carbono son de mayor dureza y recomendables en climas más secos, así como no dejarlas bajo la intemperie y limpiarlas con un trapo tras su uso.

Las herramientas construidas en acero inoxidable, aunque estéticamente nos puedan parecer más atractivas tienen menos contenido en carbono que las anteriores y por tanto no pueden ser templadas. Que en principio puedan ser más  “blandas” las puede llevar a imperfecciones en el filo de la hoja así como un afilado más frecuente.

El método de fabricación también es un factor determinante en el resultado final. La antigua elaboración artesanal en forja, en la que se templaba el acero  con fuego y golpe de martillo ha sido sustituida en muchos casos por la fabricación en serie moderna que utiliza moldes y está más mecanizada.

Con el forjado se consigue un acero más refinado y con el templado se le da al metal dureza y tenacidad. Mediante una técnica especial de templado se convierte el metal inicial en acero martensítico (ferrita deformada por el carbono no fundido), de estructura interna más fina y gran dureza propia de hojas de acero de alta calidad, como los japoneses.  

 

¿Qué herramientas comprar? Las 5 imprescindibles.

Para progresar en el cultivo y formación de nuestro bonsái necesitaremos algunas herramientas básicas e imprescindibles para ciertas labores y que todo aficionado debería tener al menos a su disposición.

No son pocos los que se inician en éste arte y no están seguros de qué herramientas adquirir, de cuántas, de qué tamaño o para qué trabajo son útiles unas u otras.. Confiamos en echar algo de luz sobre dichas dudas.

  1. Vaciadora esférica. Es la herramienta de bonsái más efectiva y exclusiva para éstos árboles y  una de las primeras que se debería de adquirir. Realiza un corte profundo por debajo de la línea de la corteza de la rama, eliminando completamente el muñón o tocón de la rama cortada para favorecer la rápida cicatrización de la herida producida por la poda.
  2. Podadora cóncava, corte recto o curvo. Para la eliminación de ramas de distintos grosores, su corte cóncavo  permite ajustar el corte sin dejar madera innecesaria y facilitando una rápida cicatrización del mismo.
  3. Tijera pinzadora. Aunque existen muchos modelos y tamaños, dependiendo del tamaño del árbol que estemos trabajando,  la auténtica tijera de pinzar brotes y ramas finas es fina y alargada para llegar con facilidad a todos los rincones del árbol. De peso ligero y facilidad de uso para el corte fino.
  4. Corta alambre. Un corta alambre específico para bonsái, a diferencia de otros similares utilizados en jardinería o bricolaje, tendrá la punta redondeada para evitar heridas innecesarias cuando desalambremos un bonsái.
  5. Rastrillo para raíces (garra de oso o Kumade). Fundamental a la hora de trasplantar y desenredar la madeja de raíces que nos encontraremos entre el sustrato.

Para trabajos más técnicos y concretos que tengamos que realizar más adelante, cuando profundicemos en el bonsái y sus distintas técnicas de formación también necesitaremos otras herramientas específicas para bonsáis, como los alicates de jin que nos permitirán la realización de jin y sharis en nuestros árboles.

La gama de tamaños, calidades, fabricantes, calidades y precios es amplia y por ello es recomendable adquirir el mejor conjunto que nos podamos permitir, pues a la larga la calidad se impone y la durabilidad de una pieza que usaremos año tras año es de agradecer.tijeras para bonsai Masakuni

Fabricantes de renombre

Las herramientas para bonsai especializadas nacen en el periodo entre guerras como una necesidad para realizar determinados trabajos en los bonsais que con las tijeras de jardinería habituales utilizadas hasta el momento no se lograban perfeccionar. Fué el fabricante de tijeras, el señor Kawasumi quién creó estas primeras tijeras de bonsai.

Masakuni

La historia de las herramientas para bonsái está ligada irremediablemente al nombre de Masakuni. Fue en la década de los años treinta cuando un joven fabricante de tijeras y entusiasta de los bonsais  después de numerosos intentos creó unas tijeras de corte especialmente concebidas para trabajar el bonsái. Se trataba de Shichinosuke Kawasumi, el primero de los Masakuni.  Con este par de tijeras  se abre la historia de las herramientas para trabajos en bonsai, al ser las primeras diseñadas con tal fin.

Kaneshin

Estamos hablando de unas de las marcas más reconocibles de herramientas de bonsái a la vez que uno de los fabricantes japoneses cuyos productos son de precio más elevado, estando la diferencia de precio con respecto a otras marcas más asequibles en el proceso de fabricación de sus cortadoras, que las hace enormemente fiables y duraderas.

Durante la fabricación en vez de utilizar los habituales moldes para metales calientan en exceso el metal base para que se  quede más suave y a continuación y a fuerza de golpes de forja le dan a la herramienta su forma final y una mayor densidad a su estructura. A continuación  y con el metal caliente todavía es sumergida en una mezcla de agua y aceite para incrementar dicha densificación, siendo fundamental durante todo el proceso controlar la temperatura adecuada del metal en cada momento para un resultado óptimo.

Como detalles que marcan la diferencia entre Kaneshin y otros fabricantes de herramientas podemos citar que el borde derecho monta someramente sobre el izquierdo cuando se cierra la herramienta, mientras que en otros fabricantes ambos bordes chocan entre sí al mismo nivel al cerrar lo que acelera su deterioro con  el uso continuado.

Ryuga

Ryuga es una marca mundial de herramientas de bonsái, símbolo de calidad e icono del arte oriental,  que ofrece una gama completa de herramientas  tanto de acero inoxidable como de acero al carbono.
RYUGA Bonsai Tools es una compañía  subsidiaria de YM Group, un gigante chino en la  fabricación de herramientas de jardinería para el mercado japonés. Así pues Ryuga fabrica y produce herramientas con la calidad del estándar japonés pero al precio chino más competitivo.

El control de la calidad, su mayor logro.

Uno de los problemas más habituales que nos encontramos en éste tipo de herramientas es la holgura que el uso continuado produce entre las hojas. Como todas las herramientas bonsai están hechas a mano, un estricto control de calidad es imprescindible en cada paso de producción para garantizar una alta calidad uniforme de las herramientas.

Ryuga utiliza aleaciones especiales para éste tipo de herramientas, en concreto de 3CR13 a 4CR13  con una dureza HRC55 +/-2 para el acero inoxidable (dos veces mayor que el metal empleado en jardinería convencional).

Mantenimiento y limpieza

Todas las herramientas, independientemente del fabricante o su calidad requieren unos mínimos cuidados para que su vida útil se alargue todo lo posible incluso duren toda la vida en el caso de las herramientas de calidad.

El primer requisito para lograr éste objetivo es utilizarlas para la función que fueron creadas y sólo para eso; cortar alambres con una podadora o arrancar una raíz gruesa con unos alicates de jin no sólo es poco recomendable sino que estamos acortando su vida útil.

Después de cada uso o cada jornada de trabajo no está demás limpiar las herramientas utilizadas, con un paño seco y un poco de aceite de lubricación, tanto vegetales como industriales, para evitar la oxidación y degradación. Si las limpiamos con agua debemos secarlas bien previamente a la aplicación de aceite. El exceso de aceite lo quitaremos con el mismo paño aunque no importa que quede algún resto entre los remaches, al contrario.

Si la suciedad es considerable y está muy incrustada, como al trabajar especies resinosas como los bonsais de pino,usaremos agua y jabón así como un cepillo de cerdas suaves para eliminar dicha suciedad tanto de las hojas como del mango. A continuación secaremos completamente la herramienta antes de lubricarla para evitar la oxidación.

Para herramientas ya oxidadas o muy trabajadas, podemos intentar recuperar su color original primero frotando con un estropajo y después aplicando bicarbonato sódico disuelto en aceite con un trapo.

Otro factor primordial para que incidamos en la limpieza de las herramientas después de su uso es la desinfección de las mismas. Por una obvia cuestión de higiene y prevención, nuestros árboles están sujetos a contraer enfermedades y problemas parasitarios de todo tipo y el uso de herramientas contaminadas con dichos patógenos es una de las vías de entrada de tales enfermedades. Utilizaremos alcohol de 90º para tal fin frotando un algodón o paño suave por la línea de corte y las hojas.

También se podría desinfectar con lejía (hipoclorito de sodio) al 50%, pero al ser ésta un ácido corremos el riesgo que pueda atacar al metal. Por ello deberemos enjuagar abundantemente después de aplicarla en caso de utilizarla.  

Listado completo herramientas y accesorios

Todos al comenzar solemos comprar un juego básico o kits de herramientas  compuesto en la mayoría de los casos por unas tijeras, pinzas, podadoras cóncavas, rastrillo para raíces, corta alambres y escobilla, que para nuestros primeros trabajos son suficientes y con unos precios bastante asequibles.

Con el tiempo y a medida que ampliamos nuestra colección de árboles nos damos cuenta que necesitamos mejores herramientas y acabamos comprando podadoras de calidad japonesas. El conjunto de herramientas y accesorios necesarios para cultivar y formar nuestros árboles puede llegar a ser considerable dada la variedad de trabajos por hacer y con los que disfrutar de nuestros árboles.

Listado completo de herramientas y accesorios para el cultivo (ordenado alfabéticamente):

Alambre, de aluminio o cobre y de distintos grosores para modelar y dirigir la posición de las ramas.

Alicate corta alambre

Alicate de jin

Cazillos para sustrato

Cedazos de cribado, para cribar los sustratos en función del tamaño del grano de éstos.

Cepillos, de cerda metálica, para limpiar suciedad de troncos y ramas.

Defoliadora

Descortezadora

Escobilla

Gubias y formoles, para trabajar la  madera seca.

Lanza de riego

Líquido de jin, polisulfuro cálcico, protege la madera muerta de la podredumbre.

Palillos de madera, a utilizar durante el trasplante.

Pinzas, para defoliar o despuntar.

Podadoras (rectas, curvas, cóncavas y vaciadoras.

Podadora de tocones

Rastrillo

Sierra plegable,  para ramas de gran calibre que no podemos abarcar con las podadoras habituales.

Tenaza para raíces

Tijeras, de distintos tamaños, para cortar ramas finas y brotes.

Torniquete o abrazadera, para doblar troncos o ramas de cierto grosor.

Tornos, muy prácticos para trabajar árboles de envergadura.

bonsais pino