"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Especies » Tipos de BONSAI Pino – Especies más comunes

Tipos de BONSAI Pino – Especies más comunes

Como ya es conocido,  el género Pinus es el género utilizado en bonsái por excelencia,  y no es por casualidad que cualquier persona ajena a éste mundo, cuándo se habla de bonsái  asocie la imagen de un pino a éste arte.

Su longevidad, su belleza y su carácter de árbol perenne que nos permite contemplarlo verde y vestido de hojas todo el año le confieren gran aprecio por parte de aficionados y maestros del bonsái.
También ayuda a su popularidad su  pertinaz resistencia a la poda y su dureza en manos de principiantes.

El género pinus comprende a más de 100 especies y se distribuye principalmente por el hemisferio Norte aunque algunas excepciones  viven en Sudamérica y el este de Asia.

Especies de pino más utilizadas en bonsái

Especies japonesas

* Pino negro japonés  (p. Thunbergii )

Ésta conífera  de tamaño medio es originaria de Japón (kuro-matsu),  Corea y longitudes próximas. Por sus características botánicas lo podemos comparar con el pino negral europeo (pinus nigra) .

Presenta tronco de corteza gris oscuro muy agrietado con escamas oscuras en los ejemplares de más edad. Acículas de color verde oscuro y tamaño medio agrupadas por pares. Las yemas de las velas son blancas con escamas de aspecto sedoso.

bonsai pino thumbergii

pinus thunbergii – vía Flick

Cuando vayamos a realizar cualquier trabajo sobre ésta especie el árbol debe encontrarse pletórico de salud, de lo contrario los resultados será muy pobres. En un árbol sano las agujas serán rígidas y agudas en la punta, de color verde oscuro uniforme y superficie brillante y el crecimiento de las nuevas velas de la primavera será mínimo  de 2,5 cm. En árboles débiles el crecimiento de las yemas será escaso o nulo, con las agujas emergiendo muy cerca de la base.

Poda y pinzado

La poda de las ramas gruesas se aconseja realizarla  en invierno, con el movimiento de savia parado. En el pinzado, técnica con la cual conseguiremos  ejemplares destacados de pino negro, se deben eliminar 2/3 de la vela que el árbol emite en primavera como nueva brotación. En el caso de que dichas velas  superen los 3 cm se deben eliminar completamente con lo cual obligaremos al árbol a desarrollar una segunda brotación más pequeña en esa misma zona. Durante el verano y el otoño es conveniente reducir las velas  1/3 de su tamaño con lo cual favoreceremos que en éstas zonas se produzca una brotación más compacta la próxima primavera.

Hay 2 métodos para igualar la fuerza de las velas en las diferentes secciones del árbol. En el primero se corta la vela a igual distancia de la base que el ancho de la misma y de forma progresiva: empezando por las ramas inferiores y a los 10 días realizar la operación con las ramas intermedias, finalmente después de otros 10 días las ramas superiores. Éste proceder favorece el crecimiento de las ramas más débiles de forma incremental permitiendo que se igualen con las superiores.

El segundo método para igualar el crecimiento de las distintas ramas es cortar las velas de los brotes superiores dejando un fragmento de la misma,  con lo cual inhibimos la aparición de nuevos brotes en la base; en las ramas inferiores cortaremos todas las velas por la base de las mismas, realizando el pinzado en todas las ramas a la vez. Controlaremos la evolución de los brotes y retiraremos los restos de velas en aquellas ramas con crecimiento menor de lo deseado.

Es conveniente controlar el riego reduciéndolo éste ligeramente durante la etapa de formación de las nuevas yemas, para que éstas no se alarguen demasiado.

En diciembre podremos eliminar las hojas de las ramas dejando de 6 a 7 pares de agujas en la parte superior, de 10 a 15 en las ramas centrales e interiores y  un número mayor en las ramas inferiores, (más débiles)  y por lo tanto más necesitadas de acículas. Para desprenderlas tiraremos hacia arriba en el sentido de crecimiento de las mismas

Abonado

El abonado se administrará durante primavera y otoño principalmente, reduciéndose su aplicación en verano e invierno. Principalmente en otoño, cuando el árbol está haciendo acopio de energía para la brotación de la próxima estación el abonado debe ser especialmente rico en nitrógeno. Utilizaremos preferentemente un abono orgánico deliberación lenta. Algunos abonos de fabricación artesanal incluyen harina de colza, de hueso triturado y emulsión de pescado, colocándose alrededor de la superficie del sustrato y de una duración aproximada de un mes.

Trasplante

El sustrato utilizado a la hora de trasplantar es recomendable sea muy poroso, con poca o ninguna materia orgánica (akadama y otros elementos drenantes como arena de río o roca volcánica).

En febrero, antes del movimiento de sabia del árbol, podremos efectuar el trasplante. Durante dos semanas aproximadamente lo protegeremos de la luz directa del sol. 

* Pino blanco japonés (pinus parviflora)
* Pinus pentaphylla (variedad del p. parviflora)

Con hojas agrupadas en racimos de 5 acículas (de ahí su nombre) éstas son de un tono verde azulado. De crecimiento lento acostumbra a ser injertado sobre variedades de mayor vigor y rapidez, como el pino negro japonés.

Trasplantar cada 3 ó 4 años en individuos jóvenes y el doble en árboles ya formados, en el mes de Marzo, cuando comience a mover savia. Eliminar 1/3 de las raíces y restituir las micorrizas eliminadas al nuevo sustrato. Colocar en el exterior aunque protegido convenientemente las primeras 3 ó 4 semanas.

Al ser una especie que sólo tiene una brotación anual, el pinzado que le realicemos tendrá como objetivo equilibrar la fuerza del árbol entre las distintas ramas, acortando el tamaño de las velas en función de su vigor, si son brotes fuertes o débiles.

 

* Pinus densiflora

Especies autóctonas

 * Pino piñonero (Pinus pinea )
pino piñonero

Imagen: Flickr

Conocido como pino piñonero o pino real,  ésta extendida conífera de la región mediterránea se caracteriza por la producción de piñones comestibles, (pinea es el nombre latino de la piña) y es un árbol perenne que puede llegar a alcanzar los 30 mt. de altura, presentando en su madurez una copa en forma de paraguas.

La corteza es gruesa, de color pardo grisáceo y muy estriada, siendo el fondo de color rojizo.pino piñonero

Hojas aciculares rígidas y punzantes de entre 10 y 20 cm de larga  por pares.

Los piñones conservan su capacidad de germinación varios años que puede mantener su capacidad de germinación varios años.

pino piñonero - pinus pinea

Flores masculinas pino piñonero

Florece en primavera, siendo las flores masculinas de forma cilíndrica, formando espigas alargadas amarillas y agrupadas. Las flores femeninas también se agrupan en un cono de color verde rojizo. La piña madurará al 3er año o en la primavera del 4º año.

De crecimiento lento, es un árbol de gran longevidada de largas insolaciones para fructificar.
Soporta bien el frío y las heladas invernales así como la sequedad del verano y requiere mucha luz.
La plaga de insectos más importante que puede atacarle es la procesionaria del pino ( thaumeotopoea pityocampa)

Su reproducción mediante esquejes es difícil de conseguir. Las semillas de pino se pueden conservar largo tiempo si se guardan en recipientes sellados y almacenados a temperaturas entre 0ºC y -15ºC, siendo su porcentaje de germinación del 90-95 %.

*  Pino laricio (pinus nigra)

pino laricio - pinus nigraPino negro, salgareño, laricio o pino negral  son algunos de los nombre comunes por los que es conocida esta conífera perteneciente a la familia de las pináceas. Se distribuye en Europa desde España hasta Crimea y Asia Menor. Define el paisaje de montaña mediterráneo en la mitad oeste de España principalmente. Es la especie de pino autóctona ibérica más longeva, llegando a superar algunos ejemplares de la Sierra del Segura los 1000 años de antigüedad.

El pino negro presenta  el tronco rugoso, de color gris marrón o marrón oscuro y las acículas  dispuestas a pares, rígidas, con el ápice agudo, de color verde oscuro y de una longitud entre 8 y 12 cm.

Poda y ramificación

En otoño e invierno se eliminan las ramificaciones que sea necesario para equilibrar el árbol o definir un diseño.

En primavera se puede eliminar de 1/3 a 2/3 de los brotes nuevos o velas, una vez que se hallan desarrollado pero antes de que desarrollen las nuevas acículas. También se pueden eliminar las acículas de años anteriores, dejando las de los extremos de los brotes para la selección posterior. A finales de otoño se puede eliminar la yema apical de cada rama (dejando sólo las laterales) para incrementar la brotación y desarrollo vegetativo en la próxima temporada.

Es el pino autóctono de la península ibérica que más talla puede alcanzar, sobrepasando los 30 m. La corteza la conforma placas longitudinales color gris claro. Las acículas se disponen en parejas, de entre 6 y 16 cm. Las piñas son pequeñas, de color verde durante el crecimiento.

 

* Pinus sylvestris (p. albal)

* Pino halepensis

* Pino mugo (var. uncinata)

 

bonsais pino
idem up