Aprende a cultivar tus bonsáis


UN ARTE VIVO

¿Te gustaría cultivar tus propios bonsáis?

Si te fascinan estos árboles en miniatura pero crees que sus cuidados son muy complicados… estás equivocado.

El bonsái es un arte oriental que ha maravillado a cuantos se han acercado a contemplar la belleza de sus diseños. La definición más simple de bonsái es la de una planta en una maceta. Pero el bonsái es mucho más que un árbol tratado como una planta de interior. Es arte vivo.

¡Comenzar es fácil !

Si has caído en la tentación de comprar ese bonsái que viste en el centro comercial o en el garden center de tu ciudad y al poco tiempo has visto impotente cómo languidecí­a y finalmente se secaba.. quizás esto te interese. Iníciate con nosotros en el arte del bonsái Para nuestro primer bonsái elegiremos una especie adaptada a nuestro clima;  siempre árboles autóctonos para empezar. Y algunas sencillas técnicas como el pinzado, la poda o el alambrado para modelar nuestro árbol. Y poco más. Saber cultivar con éxito. Cuándo es el momento de trasplantar; el sustrato que debemos emplear o la cantidad de raíces que debemos cortar. El abonado preciso, la época y el tipo de abono a utilizar. El tratamiento fitosanitario que nos libre de plagas y enfermedades. El riego oportuno y medido, evitando los excesos. La ubicación adecuada, libre de corrientes, bien iluminada o que proteja de temperaturas extremas a las especies tropicales,.. En definitiva, conocer la naturaleza de cada especie arbórea, su respuesta a cada labor serán nuestras mejores armas para lograr el éxito.

El arte del bonsái

Cultivo

La utilización de uno u otro dependerá de la rapidez en que queramos conseguir los nuevos ejemplares así como la especie. A la hora de obtener nuevos bonsáis, tenemos varios métodos para general nuevas plantas.

Cuidados básicos

Conoce los principios básicos de cómo cuidar tus bonsáis

Iníciate con nosotros en el arte del bonsái


El éxito en cuidar de nuestro bonsái sólo requiere conocer las necesidades básicas del ejemplar en cuestión, pues como ser vivo en crecimiento y constante desarrollo las limitaciones de su reducida maceta nos exigen ser conscientes las necesidades del árbol.

Para nuestro primer bonsái elegiremos una especie adaptada a nuestro clima;  siempre árboles autóctonos para empezar.. [+]

CURSO DE BONSÁI

Curso de formación de Bonsáis de nivel medio.

El bonsái: un Arte Milenario

suscripcion newsletter
Seleccionamos los mejores vídeos para que aprendas de la mejor forma.

Grandes maestros y divulgadores te acercan los secretos del bonsái

tienda verdebonsai
Tienda Online

Todos los productos y accesorios que el aficionado necesita.

jardines japoneses
Descubre Nuestro blog

Tradición y cultura japonesas por descubrir

cursos de bonsái
La mejor forma de aprender

De la mano de los mejores profesionales

Newsletter VERDEBONSAI

Regístrate para recibir GRATIS en tu email nuestra newsletter Verdebonsái.

Los mejores artículos, consejos e información para el buen cultivo de tus árboles.

Suscríbete ahora y hazte GRATIS con éste ebook sobre los bonsáis de pino.

Más de 15 páginas con todo lo necesitas para mantener y cuidar de tu bonsái de pino.

GUIAS POR ESPECIES

Fichas detalladas con los cuidados específicos para cada especie de árbol.

bonsai olivo
pino-carrasco-bonsai-pinus-halepensis-1
pino negro japonés - pinus thunbergii
bonsai ficus
bonsai juniperus

Aprende a cultivar tus bonsáis

El arte del bonsái​

Déjate querer por la Naturaleza

El arte del bonsái va más allá de simplemente cultivar árboles en miniatura. Es una forma de vida que fomenta la paciencia, la atención al detalle y la conexión con la Naturaleza. Cada árbol cuenta una historia, y cada poda es una expresión de creatividad. Al practicar el bonsái, no solo cultivas árboles, sino también tu propio equilibrio y serenidad interior.

Descubre la serenidad en cada hoja, la paciencia en cada poda y la belleza en cada árbol

bonsai ginkgo biloba

Bonsai ginkgo biloba

Árbol caduco de crecimiento lento y gran longevidad originario de China, de porte mediano aunque puede alcanzar los 40 metros…

Leer más

¿Interesado en saber más?

El bonsái es un arte milenario que ha fascinado a cuantos se han acercado a contemplar la belleza de sus cautivadores diseños. De origen chino es en el vecino Japón donde se desarrolla en los últimos siglos el cultivo de éstos pequeños árboles.

¿En qué consiste el cultivo del bonsái?  Significado

Los bonsáis son representaciones a pequeña escala de paisajes naturales que se realizan con macetas y árboles y que tiene su origen en la tradición japonesa basada en la contemplación.

El encargado de cuidar su bonsái intenta reproducir un paisaje o un árbol silvestre mediante la aplicación de específicas técnicas como el pinzado, el alambrado o la torsión de ramas, convirtiéndose con el tiempo en pequeñas obras de arte vivas y en constante crecimiento.

Resulta extraordinariamente motivador contemplar un bonsái de cierta edad, armonioso y equilibrado. Con el paso de los años ese árbol, bien cuidado y guiado en su crecimiento alcanzará la misma magnificencia que observamos en un árbol adulto en medio de un bosque.

Es el amor por la Naturaleza y el interés que suscita en nosotros el aprendizaje de éste arte los que terminan transformándose en orgullo de ser responsables del crecimiento de un árbol, ejemplo de serenidad, belleza y atemporalidad.

Cómo cuidar un bonsái

Empezaremos por adquirir nuestro primer bonsái. Si en el momento de la compra hubiésemos contado con la asesoría de un experto en el tema seguramente lo primero que preguntaría sería:¿Cuál será la ubicación del árbol?

Dependiendo de nuestra intención de situarlo como elemento decorativo de nuestro salón o en un lugar preferente de nuestro jardín o terraza, el experto nos aconsejará una especie u otra. Aunque en principio todos los árboles son de exterior ( en la Naturaleza éstos viven y se desarrollan en el exterior y no bajo cubierto) dependiendo de la dureza de nuestro clima, las especies tropicales necesitarán protección en el interior durante el invierno.

Los bonsáis de interior no existen como tales.

guia iniciación bonsai

Cuidados básicos

El riego de nuestros bonsáis será nuestra primera preocupación una vez tengamos nuestra planta. Si regamos en exceso acabaremos encharcando el sustrato y provocando la putrefacción de las raíces del árbol, lo que llevará a la muerte del mismo.

De hecho, la primera causa de muerte de los bonsáis que se compran es el exceso de riego por parte de aficionados que se inician en éste arte del bonsái.

Como regla general debemos regar cuando la capa superficial del sustrato se seque, no antes.

El abonado también es fundamental para que el árbol crezca y se desarrolle convenientemente, ya que el reducido sustrato en el que crece no le aporta todos los nutrientes que precisa. Abonaremos durante las etapas de crecimiento de la planta; primavera y otoño, interrumpiéndolo o disminuyendo su aplicación en verano. Utilizaremos un abono orgánico sólido, nunca químico.

Pinzado y poda

En prebonsáis y bonsáis jóvenes en formación debemos podar y pinzar los nuevos brotes y ramas para guiar el crecimiento hacia el diseño deseado. El pinzado lo realizaremos sobre los brotes verdes mientras que la poda de ramas más gruesas que no necesitemos la realizaremos en invierno, con el movimiento de savia parado.

Estas labores se realizarán con herramientas japonesas para bonsáis, las más afamadas profesionales, aunque hay otra alternativas también de calidad pero más económicas como las herramientas ryuga.

Alambrado

La forma de modelar y ajustar la posición de las distintas ramas del bonsái para darle el aspecto deseado. Lo realizaremos con alambre de cobre o aluminio enrollándolo alrededor de ramas y tronco en ángulo de 45º, del calibre adecuado al grosor de la rama a doblar.

El trasplante

Imprescindible para renovar el sustrato, reducir y regenerar el sistema radicular del árbol y aportar nuevos nutrientes. A realizar antes del despertar primaveral.

¡Una especie autóctona siempre será la elección más segura!

No te compliques con árboles importados o foráneos cuya adaptación a nuestro clima no está asegurada y cuyos requerimientos serán mayores que los autóctonos. Escoja árboles de hoja caduca u hoja perenne habituales de su zona

Aprenda a cultivar antes de modelar

Nuestros deseos de comenzar a cortar, alambrar, podar, torsionar o trasplantar tan pronto como tenemos el árbol en casa deben esperar en primer lugar a que la salud del árbol lo permita y en segundo lugar que sea la época adecuada para realizar tales labores.

Posiblemente nos apremie la impaciencia por darle forma a nuestro bonsái o prebonsai recién adquirido para conseguir la imagen de árbol perfecto en miniatura que tenemos en nuestra mente,  pero cualquier intento en ésta dirección no será fructífero si antes no dominamos el cultivo del árbol, la forma de mantenerlo vivo y vigoroso y por muchos años en su pequeña maceta.

Las reglas básicas de la jardinería aplicadas a un pequeño de ejemplar de pino, olivo u otra especie pero que son la base para mantener vivo y perdurable en el tiempo a nuestro bonsái.

De poco importa nuestra depurada técnica para tallar maderas muertas,  para hacer torsiones extremas en troncos y ramas o pinzar con maestría brotes y yemas si no respetamos las más elemental de las reglas; que nuestro bonsái perdure en el tiempo vivo y sano.

Como el maestro japonés Kawabe Takeo nos recuerda ..

«En el arte del bonsái se debe dar prioridad al estado de salud del árbol, su vida primero y no tanto la visión estética que pretendemos obtener de él.»

La salud del árbol como prioridad ante el resto de labores que conlleva la formación del bonsái. No es algo que se aprende en las demostraciones de grandes profesionales ni en los concursos y exposiciones internacionales, quizás porque se dé por sabido o superado.Pero es la piedra angular de ésta afición, sobre todo cuando nos estamos iniciando en ella.

Iníciate con nosotros en el arte del bonsái

El éxito en cuidar de nuestro bonsái sólo requiere conocer las necesidades básicas del ejemplar en cuestión, pues como ser vivo en crecimiento y constante desarrollo las limitaciones de su reducida maceta nos exigen ser conscientes las necesidades del árbol.