"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Cultivo » Agua de calidad: equipo doméstico de ósmosis inversa

Agua de calidad: equipo doméstico de ósmosis inversa

La calidad del agua con que regamos nuestros bonsáis es una de los factores de éxito en el cultivo de éstos árboles. El agua de lluvia, ideal por carecer de minerales disueltos, iones de calcio o magnesio u otros elementos extraños, no siempre está a nuestra disposición ni disponibilidad.

Se impone montar un equipo doméstico de ósmosis inversa con el que obtendremos un agua de excelente calidad para el riego de bonsáis así como el resto de nuestras  plantas de interior. El proceso de ósmosis inversa es,  simplificándolo mucho, un fenómeno físico en el que se produce un flujo o traspaso de moléculas a través de una membrana semipermeable, lo que en las aguas duras da lugar a un precipitado de iones de calcio y magnesio contenidos en las mismas.

Equipo doméstico de ósmosis inversa

Nosotros mismos, con un poco de maña y algunas herramientas podemos dotar a nuestro hogar de dicho equipo para consumo humano y riego programado de los bonsáis que cultivamos. Los pasos a seguir son los siguientes.

Necesitamos un grifo suministrador conectado a la red de nuestra casa, que instalaremos lo más cerca posible de la zona de bonsáis de nuestra vivienda y un tubo de salida al desagüe  para el agua de rechazo sobrante.

Durante el montaje  utilizaremos guantes de goma para preservar la esterilización de fábrica de los filtros y membranas  del equipo. El orden de colocación de los filtros sería: primero el de sedimentos, el más cercano a la entrada de agua, después el de carbón granulado y por último el de carbón compacto.

A continuación realizamos las conexiones a la membrana, siguiendo las instrucciones del fabricante del equipo en cada caso (ésta debe sustituirse cada 3 años aproximadamente). Puedes ver el modo de cambiar dicha membrana en el siguiente vídeo.

Para que el agua sea pura y de la máxima calidad efectuaremos dos vaciados completos iniciales del tanque contenedor para poder consumirla. Es lo que necesita el equipo para autolimpiarse y suministrar agua fina.

La mejora de la calidad del agua de la red con la obtenida mediante éste equipo de ósmosis inversa la podemos calibrar con un medidor TDS (medidor de la conductividad del agua y del total de sólidos disueltos en la misma). Éste nos indica en valores numéricos, ppm, las partes por millón de sólidos disueltos en el líquido elemento y así valorar la calidad del mismo. Según las regiones, entre un agua de grifo no tratada y otra osmotizada puede haber una diferencia de hasta 200 ppm e incluso mayor.

Hablemos de números
¿Cuánta agua de la red se desecha para obtener 1L de agua tratada mediante ósmosis? Es cierto que  para obtener 1 litro de agua filtrada se necesitan varios litros de agua del grifo – dependiendo de la calidad del sistema de ósmosis empleado se necesitarán más o menos (hasta 5L según el equipo)- pero en muchos lugares del país, la calidad del agua de la red pública está por debajo incluso  de los mínimos establecidos por la OMS,  y si tenemos en cuenta que producir agua embotellada tiene costes muchos mayores además del problema grave de producción de residuos plásticos que ésta deja y que el agua embotellada es 30 más cara de comprar que la de la red, las ventajas de implementar un sistema doméstico en casa son mayores que los puntos en contra.

El cloro, otro de los problemas del agua del grifo para nuestros bonsais, se puede solucionar por decantación: dejando reposar el agua que vayamos a utilizar mínimo 24 horas a la intemperie para que dicho cloro desaparezca por evaporación.

Finalmente dispondremos de un sistema de riego automático y programable que proporcione agua de ósmosis obtenida con nuestro equipo de forma constante a nuestros bonsáis.

bonsais pino