"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Especies » Bonsai arce – Acer palmatum

Bonsai arce – Acer palmatum

El género Acer es uno de los más extensos del mundo en cuanto a variedades y tipos. Originario de China y Japón, el Acer Palmatum es una de los árboles de hoja caduca más cultivados  dentro del mundo del bonsái, sobre todo por su colores otoñales.  La corteza de los árboles jóvenes suele ser verde o rojiza y cambia a marrón o gris en ejemplares de mayor edad. Tienen hojas formadas por cinco lóbulos  acabados en un ápice puntiagudo y deben ser protegidas de la luz directa del medio día cuando son jóvenes, ya que se queman con facilidad.

arce japonés - acer palmatum

Ubicación

Aunque es un árbol en origen de montaña, donde viven en duras condiciones de frío y humedad, existen muchas variedades de arces por toda la geografía del planeta adaptadas a distintos climas.  En nuestro clima mediterráneo también  se pueden dar bien los arces.

De porte mediano, en la naturaleza suelen crecer al amparo de otros árboles más grandes, y estas condiciones naturales debemos intentar reproducirlas cuando están a nuestro cuidado, sobretodo en verano procurándoles algún tipo de protección contra el sol intenso.

Riegobonsai acer palmatum

El agua a utilizar debe ser de calidad; aguas blandas, procedentes de ósmosis, embotellada (de mineralización débil) e incluso agua destilada procedente de los aires acondicionados (aunque con ciertas precauciones).

Si la sequedad veraniega y el calor intenso son sinónimos de hojas quemadas, procuremos darle la mayor humedad ambiental posible a nuestros árboles en verano. Una base con agua y grava debajo de la maceta (que ésta no esté en contacto directo con el agua),  regar abundantemente, pulverizar y crear un micro clima con la máxima humedad  ambiental posible ayudará a evitar el problema de las hojas quemadas.

Formación

De ponerlo permanentemente en zonas de sombra, los entrenudos serán excesivamente largos -y en ésta zona no crecerán más brotes-, por lo que debemos alternar horas de sol, para controlar éste crecimiento largo no deseado y horas de sombra o semisombra para protegerlo del sol excesivo. A continuación vemos éste vídeo de David Cortizas realizando un trabajo de poda de formación en un acer palmatum yamamomiji.

Pinzado y poda

1. Pinzado de formación

2. Poda de otoño

El diseño más utilizado en ésta especie es generalmente naturalista, en estilo moyogi, con forma redondeada y amplia. No es aconsejable la defoliación en éste caduco, se debilitan innecesariamente.

Poda o aclareo de otoño

En otoño, tras la caída de la hoja, se puede efectuar una poda ligera de ramas finas a fin de reducir el tamaño de las ramas y por ende, el tamaño total del árbol. Con ello también eliminamos yemas innecesarias en los extremos de estas ramitas prescindibles para que el árbol acumule durante todo el invierno su energía en yemas más válidas, en las partes que queremos que brote.

Podríamos considerarlo una “prepoda”, que se anticipa a la invernal donde sí se realizará una poda mayor y ajuste de ramas innecesarias. Ahora no es el momento de quitar ramas gruesas. Es mejor comenzar el trabajo por el ápice, definirlo con claridad e ir bajando y recortando conservando en todo momento la triangularidad del diseño.

Trasplante

Se realizará antes de la brotación primaveral, utilizando un sustrato universal para bonsais, akadama+kiryuzuna, 70-30.

Utilizaremos macetas especialmente anchas y planas para favorecer el desarrollo de un nebari potente cuando trasplantemos éste árbol.

Preguntas frecuentes

¿Por qué se “queman” los bordes de las hojas de mis arces en verano”

La causa está en los minerales y sales disueltas del agua de riego,  que obstruyen los finísimos capilares de las raíces de éstos árboles y en la estación cálida, cuando el árbol más necesita absorber humedad para compensar las altas temperaturas estos poros obstruidos no permiten disponer a la planta de toda el agua que ésta necesita y acaban quemándose el borde de las hojas por deshidratación.

Regar con agua del grifo en según qué zonas del país, con aguas muy duras, puede acabar quemando los bordes de las hojas.  Lo mejor utilizar agua de ósmosis a falta de aguas blandas. La implementación de un sistema de riego por ósmosis  puede resultar poco económico para según qué casos, aunque se puede amortizar la inversión utilizando el agua obtenida para el consumo familiar en vez de comprar agua embotellada.

bonsai acer palmatum

Hojas quemadas en acer palmatum atropurpureum

Teniendo en cuenta que el agua de la red pública puede alcanzar los 600 ppm y que la obtenida mediante ósmosis ronda los 25-30 ppm la inversión se amortiza sola, no sólo en salud y buen cultivo para nuestros arces ( que manifiestas rápidamente el cambio mejorando su aspecto) sino en agua de consumo para toda la familia.

Otro beneficio más del uso de un sistema de ósmosis para el gasto doméstico es la disminución de los residuos plásticos del agua embotellada que en ingentes cantidades  se genera en la actualidad. ¡ Pon tu grano de arena para ayudar a conservar el planeta !

Una solución drástica para remediar el quemado de las hojas en verano que algunos aficionados utilizan es realizar un defoliado de emergencia total a finales de agosto, obteniendo una nueva brotación que se mantiene perfecta para el otoño.
Ésta opción no soluciona el problema de los bicarbonatos cálcicos que saturan y obstruyen los capilares del sistema radicular y somete a un sobre esfuerzo al árbol, por lo que no es aconsejable su práctica.
También contribuyen notablemente a evitar el problema de las hojas quemadas mejorar el cultivo de los arces con un buen sustrato como la akadama y una ubicación con horas de sombra para evitar insolaciones y ser castigados excesivamente por el sol del verano.

¿Es el arce una especie aconsejable para todas las zonas geográficas?

En zonas de la costa mediterránea, con grandes diferencias de temperatura con respecto al resto del país, además de vientos y la brisa marina, tan corrosiva y cargada de sal, el cultivo de ésta especie presenta mayor dificultad, pero la calidad del agua además de un cultivo esmerado pueden sacar adelante bonitos ejemplares y obtener buenos resultados con esta especie.

Además de la zona geográfica donde nos encontremos y su clima particular, factores como la altura, la orientación, protección contra el viento, resguardo de corrientes, calor muy seco, etc.,  son elementos que influyen en el estado de éstos árboles. Son en definitiva pequeños detalles pero todo cuenta en el cultivo de ésta especie.

Vídeos relacionados:

Inspiradores

Acodo en acer palmatum

Variedades de arces

De entre las muchas variedades de arces que hay algunas  son cultivadas preferentemente por los aficionados al bonsai por los colores espectaculares de su otoñada, el tamaño de sus hojas o la fineza de su ramificación. Citamos algunas de las más conocidas:bonsai acer palmatum

Acer palmatum deshojo
Acer palmatum yamamomiji
Acer palmatum disectum
Acer palmatum arakawa
arthropurpureum
kashima
katsura
matsumurae
Arce tridente o burgueriano – acer buergerianum- (aguanta mucho la sequía y resiste más el problema de las hojas quemadas, incluso a pleno sol)
Acer campestris o el montpelier

 

bonsais pino