"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Reproducción » Hacer bonsai pino desde semilla

Hacer bonsai pino desde semilla

Aunque comenzar el cultivo de un bonsai pino desde semilla no esté especialmente indicado para aficionados impacientes la verdad es que resulta especialmente gratificante ver crecer nuestro arbolito desde sus inicios, y puesto que los pinos
son especialmente fáciles de conseguir mediante este sistema son muchos los bonsaístas que utilizan éste método para conseguir magníficos pinos negros japoneses, como es el caso expuesto aquí.

bonsai pino desde semilla

Aunque es manifiesta la lentitud que conlleva el reproducir bonsáis de pinos a partir de semillas, igualmente es de gratificante la experiencia de ir observando su crecimiento y desarrollo con el paso de las estaciones y de los años, además de contar con el pleno control de su crecimiento y formación ulteriores.

Otra alternativa  para acelerar en la medida de lo posible éste proceso, que en la naturaleza  se produce tan pausadamente, podemos emplear la técnica del cultivo en colador, con la que conseguiremos pinos de 9 ó 10 años de edad en la mitad de tiempo.

Recogida de las semillas

Comenzaremos con la recolección de las piñas del monte, siendo la mejor época para ello finales de otoño o principios de invierno, cuando éstas aún están cerradas.

Las guardaremos en casa en un lugar fresco hasta la primavera siguiente en que las abriremos para extraer las semillas de su interior. La forma más práctica de hacerlo es acercándolas a una fuente de calor y cuando se abra con unos golpecitos irán desprendiéndose las semillas de pino de su interior.

La estratificación

Al igual que otros tipos de árboles, las semillas de pino necesitan sentir pasar las estaciones, sentir el frío del invierno, para poder germinar adecuadamente una vez llegue la primavera. Guardar las piñas recolectadas en un frigorífico o cámara refrigerada durante el invierno ayudará en éste proceso.

Puesto que las semillas necesitan sentir el frío del invierno para prosperar, si las acabamos de recoger del monte o comprar en alguna tienda especializada será conveniente colocarlas durante un tiempo en la nevera para imitar las condiciones invernales que precisan.

La siembra de semillas 

La realizaremos a principios de la primavera, cuando los rigores del invierno se alejan y las temperaturas comienzan a remontar. intentando evitar en lo posible las heladas tardías. Es mejor esperar que las condiciones climáticas sean favorables que exponerse a éstas heladas.

Una vez tenemos las semillas seleccionadas, pues es conveniente escoger sólo las de mayor tamaño o que no estén mal formadas, las colocamos en remojo al menos 24 horas para que despierte del letargo invernal. Las que queden flotando en la superficie las desecharemos, pues no serán viables.

Finalmente las plantamos en un semillero  o alvéolo sobre un sustrato suave y drenante para que el exceso de humedad no acabe en podredumbre y arruine la germinación de las semillas. Podemos utilizar algún tipo de mezcla comercial especialmente preparada para semilleros o  simplemente akadama con algo de mantillo será suficiente para garantizar el éxito, con unas proporciones equilibradas que retenga humedad sin llegar al encharcamiento.

La distancia entre semillas no debe ser muy pequeña para evitar la competencia futura de las plántulas por la luz y el sustrato. Dejaremos mínimo unos centímetros entre semilla y semilla.

Una vez plantadas las regamos con agua que no contenga cal varias veces al día, aunque no es aconsejable hacerlo al mediodía, y situamos nuestro semillero en un lugar bien soleado.

En pocas semanas comenzarán a emerger las primeras plántulas y veremos las nuevas agujas de nuestros pinos.

bonsai pino desde semilla

La bandera a utilizar puede ser de distintos materiales pero en cualquier caso debe tener buen drenaje y una capa en el fondo de grava volcánica o similar para facilitarlo.
Protegeremos el semillero del sol directo, las bajas temperaturas y los vientos,  colocándolo en un lugar resguardado de tales inclemencias y a ser posible con una temperatura y humedad constantes. Un invernadero frío o un porche protegido nos pueden  hacer tales funciones.

Regaremos con moderación para evitar mover el sustrato y desenterrar las semillas cuando veamos que éste comienza a secarse superficialmente. bonsai pino desde semilla

En aproximadamente un mes o menos saldrán las primeras plántulas de pino, sirviéndoles el propio cascarón de la semilla de protección a las primeras hojas. En pocos días se desprenderán de su cubierta y comienzan a desplegar sus hojas.

Durante los siguientes meses de vida de las plántulas abonaremos con moderación y dejaremos crecer libremente.

El repicado

Una vez obtenido el tamaño óptimo para su manipulación podremos proceder a esquejar  éstas pequeñas plántulas si desde ya queremos obtener nebaris muy conseguidos en el futuro. El repicado de estas plántulas es una labor agresiva en la que tendremos que controlar eficazmente a posteriori  las condiciones de temperatura y humedad de la planta para que sea exitosa.

bonsai pino desde semilla

Si no nos atrevemos con la técnica anteriormente descrita (por el momento) dejaremos desarrollarse los plantones en la bandeja de germinación o alvéolos de plantación (otra opción válida  que facilita su posterior extracción y trasplante a macetas individuales).

Con un cultivo adecuado el crecimiento será rápido y vigoroso y podremos ver aparecer las primeras yemas y brotes a lo largo del tallo principal; las futuras ramas de nuestro bonsái pino.

Ahora no es el momento de seleccionar ni de cortar nada, solamente dejar crecer y al plantón de pino para que vigorice y desarrollo un buen sistema de raíces así como masa verde.

Primer trasplante

Al siguiente año, al inicio de la nueva estación vegetativa en la que las raicillas comienzan a despertar (extremos de color blanquecino), cuando la altura  de los plantones ya es considerable podemos proceder a extraerlos y colocarlos en macetas individuales para que continúen con su desarrollo adecuadamente.

bonsai pino desde semilla

Será el momento de cortar la raíz principal o pivotante dejando las demás raíces secundarias. No hay que olvidar que la tierra vieja donde se ha criado nuestro plantón es muy rica en micorrizas (hongo simbiótico imprescindible en el desarrollo de los pinos), y por tanto no debemos eliminarla en su totalidad.

Una vez establecido el plantón en su nueva ubicación de entrenamiento  y nos aseguremos de que fue exitoso podremos proceder con el primer alambrado del tronco para darles las primeras formas al tronco, enormemente maleable y flexible en éste estadio de su crecimiento. También seguiremos abonando regularmente, siempre con abono orgánico de liberación lenta, y no descuidaremos en ningún momento el riego

bonsai pino desde semilla
Vídeos relacionados

* Productos recomendados

bonsais pino