Home » Cuidados básicos » ¿Por qué abonar en otoño nuestros bonsáis?

¿Por qué abonar en otoño nuestros bonsáis?

Hay quien todavía piensa que no es necesario abonar en otoño sus bonsáis.

El crecimiento principal del año ya se ha producido, la otoñada y consiguiente caída de la hoja en las especies de perennes está en puertas y por tanto se dejan los árboles “descansar” (equivocadamente) hasta la primavera siguiente en que se reanudan los abonados.

Esta aptitud y modo de proceder es del todo equivocado. ¿Por qué? Lo vemos a continuación.

abonado-otoño-para-bonsai

Abonado de otoño en bonsái

Con ésta forma de pensar estamos ignorando completamente las necesidades y forma de funcionar de las plantas, de nuestros árboles. Veamos por qué:

  • En otoño, coincidiendo con el final de las altas temperaturas veraniegas, los árboles vuelven a la vida de nuevo, reactivándose el crecimiento vegetativo durante los días de benignas temperaturas del principio del otoño y ésta nueva fase de crecimiento, aunque no tan vigorosa como la primaveral, también es importante para el desarrollo de nuestro árbol.

Hemos por tanto de reanudar el abonado de nuestros árboles bonsáis en el caso de que lo hubiéramos detenido durante los meses de fuerte calor del verano, como mucho autores y expertos recomiendan.

No tiene mucho sentido suministrar abono cuando la función vegetativa está completamente parada por las altas temperaturas (al igual que se detiene en invierno por las bajas temperaturas). Las plantas no lo aprovechan. No siempre éste parón es total ni se da por igual manera en todas las especies.  Hay muchos factores que influyen: veranos con temperaturas atípicas, zonas geográficas con temperaturas más suaves, ya sea por la altitud o la proximidad a zonas costeras, etc..

Por tanto , y según otros muchas fuentes, dejar el abono incluso durante el verano puede favorecer el crecimiento de los árboles.

  1. Durante esta segunda primavera, hemos de aprovechar los días para darles un empujón al crecimiento de nuestros bonsáis; nuevas brotaciones, nuevos desarrollos y en definitiva más días para crecer.
  2. Quizás el factor más importante a tener en cuenta durante el otoño sea éste: el árbol hace acopio de energías para invernar. De las reservas que almacene ahora dependerá en gran medida el éxito de la próxima brotación primaveral y concretamente en especies de flor y fruto esto es fundamental para tener una brotación exuberante y potente.
  3. También la salud y el vigor general del árbol ayudan a fortalecer las defensas ante plagas y enfermedades.

Así pues, fortaleciendo nuestros bonsáis con un abono otoñal estamos ayudando a la vez a prevenir futuros problemas fitosanitarios.

Y por supuesto, utilizaremos un abono orgánico de liberación lenta, no abono liquido para bonsái.

Tipos de abono para bonsái

Para saber cuándo debemos iniciar el abonado de otoño debemos “escuchar” a nuestros árboles. Cada año el cambio de temperaturas pueden variar con respecto a la entrada oficial del otoño, (23 de septiembre generalmente) y con el descenso de las altas temperaturas  estivales los árboles parecen despertar de nuevo.

abonado bonsai de otoño

La brotación otoñal pide, incluso exige abonado para fortalecerla. Sólo hay que ver los nuevos crecimientos que surgen con fuerza y a los que debemos ayudar fortaleciéndolos. Éstos son algunos de los abonos comerciales disponibles:

Biogold Original NPK= 5,5-6,5-3,5, el conocido abono para bonsái biogold

Hanagokoro NPK= 4-5-2 … para otoño/ sin fermentar ( la fermentación favorece la aparición de micorrizas)

JOY Tamahi =  NPK= 5,3-5-1 / Sin fermentar

Recordemos la función de cada elemento en el crecimiento vegetal:

  • Bajos en nitrógeno (N); no deseamos estimular en éste momento crecimiento muy fuertes, ni alargar la distancia entre nudos innecesariamente. Crecimiento de hojas y ramas.
  • Fósforo (P); imprescindible para el fortalecimiento del sistema radicular así como para equilibrar el crecimiento del árbol y la regeneración celular, que es lo que buscamos.
  • Potasio (K); regulador de los procesos respiratorios de la planta (intercambios de gases= absorción de CO2, imprescindible para la realización de la fotosíntesis. También para la osmo-regulación y mayor resistencia al estrés hídrico y térmico (se prepara al árbol para afrontar las bajas temperaturas del invierno que se acerca). x flor y fruto.

En resumen, un mayor aporte de fósforo (P) y potasio (K)  en otoño le da al árbol la oportunidad de hacer acopio de energía y reservas para la próxima brotación primaveral. Por ello, los abonos que utilicemos  en ésta época del año deben llevar mayor proporción de tales elementos.

Ahora es cuando aplicar mayor porcentaje de potasio (K) que durante la primavera alcanza todo su sentido; es por lo que la planta necesita ahora por todos los puntos mencionados anteriormente.

A continuación, el compañero del canal Mochikomi Bonsai nos comenta los distintos tipos de abono disponibles y marcas comerciales que podemos utilizar para el abonado del bonsái.

Como se menciona en el vídeo que has visto, también tenemos que tener en cuenta el tipo de árbol y la edad del mismo a la hora de valorar qué abono aplicarle. Un plantón joven o un prebonsái y pleno desarrollo necesitará de mayor aporte de nitrógeno para crecer vigorosamente que un árbol ya adulto y formado en el que no nos interesa un crecimiento demasiado disparado de la brotación que desvirtúe el diseño conseguido.

Nadie mejor que el propio bonsaísta para conocer el estadio de crecimiento de cada uno de sus árboles, los objetivos de desarrollo y formación que se a marcada para cada espécimen concreto y la experiencia probando distintos abonos y proporciones en años anteriores como base para lograr dichos objetivos.

¿Quieres conocer todos los secretos de un buen abonado de tus bonsáis? En éste completo artículo sobre cómo abonar tus árboles los encontrarás.

Aplicando el abono bonsai de otoño

Para finalizar os dejamos con el compañero del canal Caminando entre Bonsáis que nos ilustra gráficamente cómo aplicar el abono orgánico sin fermentar (en su caso Hanagokoro) a los árboles en otoño.
Para ello combina dicho abono con musgo esfagno para favorecer la fermentación de dicho abono, indispensable para que fertilice el árbol.

También tenemos la opción de fabricar nuestros propios abonos para bonsái.

Hay  recetas y combinaciones de distintos nutrientes que los bonsaístas más experimentados utilizan para mejorar en la medida de lo posible los abonos comerciales que se pueden comprar. Se combinan con aditivos como harina de huesos o harinas de pescado, muy ricas en fósforo (P).

En definitiva, muchas opciones donde elegir. No siempre tenemos que decidirnos por abonos de importación caros. Hay alternativas más asequibles; abonos orgánicos nacionales de composiciones similares pero a precios mucho más interesantes. Sólo hay que buscar y probarlos.

"No hagas que tus árboles parezcan bonsáis: haz que tus bonsáis parezcan árboles" John Yoshio Naka

Resumiendo

En otoño utilizar abonos de calidad que aplicaremos generosamente para ayudar al árbol a acumular la mayor cantidad posible de reservas cara a su posterior desarrollo.

Los árboles de hoja caduca los abonaremos hasta la caída de la hoja y los perennifolios mientras no entre el frío del invierno.

Aplicaremos abonos orgánicos que generalmente vendrán en formato de bolas, pastillas o pellets y que suministran una aportación constante de nutrientes al sustrato.
En el mercado puedes encontrar distintas marcas comerciales de abonos específicos para bonsái, con formulaciones distintas y velocidades de disolución también distintas.

Y como siempre, recordar proteger al abono de la acción de aves o roedores protegiéndolo con cestillas o sobres de papel transpirable. Ojo a los malos olores (si no huele no está fermentando).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

bonsais herramientas
error: Content is protected !!