Problemas de hongos en las raíces de tus pinos

Los cultivadores de pinos están familiarizados con la aparición ocasional de brotes poco saludables, de aspecto enfermizo, agujas retorcidas y en general color más apagado o amarillento, pudiendo aparecer el problema tanto en árboles jóvenes como ya formados. Podemos estar ante un caso de pino enfermo por hongos.

hongos en las raíces de los pinos

Por lo general, el problema surge de forma puntual afectando a  un número variable de brotes repartidos por todo el follaje pero que no llegan  a afectar a la totalidad del mismo.

La causa más probable: pudrición de la raíz causada por hongos como Pythium.

El género Pythium incluye más de cien especies de oomicetos, (un moho acuático) microorganismos similares a hongos que pueden causar distintas enfermedades a las plantas, como el tizón de plántulas, pudrición de raíces, tizones foliares y mildius vellosos.

Las especies de Pythium se encuentran en la mayoría de los suelos, pero es más probable su irrupción cuando hay humedad excesiva en el extracto.

Con ésto volvemos al principal problema y causa de mortandad en los bonsáis: el exceso de humedad por riego.

Recalcamos la importancia de incorporar materiales como la grava volcánica, la arena de río o la piedra pómez en nuestros sustratos de cultivo para mantener aireados los mismos y evitar así el encharcamiento de los mismo, que sólo nos causarán problemas.

La pudrición de raíces surge cuando los árboles se riegan en exceso,  no se han trasplantado durante demasiado tiempo o el sustrato retiene demasiada humedad.

Hongos en raíces - Pythium
Fuente: wikipedia.org

Para revertir el problema debemos mejorar las condiciones del suelo: un trasplante, si estamos dentro de fechas y la renovación del sustrato inadecuado y controlar exhaustivamente la frecuencia de riego.

Estas acciones por sí solas, y un poco de tiempo, son suficientes para controlar el problema.

En casos agudos y donde el problema está generalizado por toda la conífera o que no responde a las indicaciones arriba mencionadas, será necesario aplicar un tratamiento específico.

Si las condiciones del suelo mejoran para los árboles afectados como resultado de la replantación o mejores hábitos de riego, muchos árboles pueden vencer al hongo por sí solos. En casos más severos, el tratamiento fitosanitario puede ser necesario.

El oxicloruro de cobre se recomienda como aplicación fungicida generalizada de acción preventiva y también curativa (10 gr. de producto por Litro de agua suele ser la dosis habitual).

Recalcar de nuevo que en el control de las enfermedades causadas por Pythium, es imperativo proporcionar un buen drenaje y gestión correctamente los aportes de agua, solarizar  o tratar químicamente el medio de cultivo.

El saneamiento es importante porque las especies de Pythium  puede sobrevivir dentro del polvo, en sustratos de siembra o partículas en el suelo  de invernadero y macetas.

  • Retire y deseche las plantas enfermas. Se ha comprobado que el uso de corteza de pino correctamente compostada al 20% en una mezcla para macetas proporciona cierto control de las pudriciones de raíz de Pythium y Phytophthora.
  • También el micoparásito, Gliocladium virens, se utiliza como agente de biocontrol de Pythium.
  • Podemos usar un  fungicida específico como la Fenilamida, de composición granular que se aplica antes del trasplante  o en su formulación líquida. Absorbido por las raíces se distribuye por toda la planta a través del xilema.

No obstante, el espaciar los tiempos de riego y mantener el sustrato en niveles de sequedad por debajo de lo normal es la principal arma para luchar contra esta sintomatología.

Para ayudar a reducir la carencia de los riegos se puede utilizar la pulverización 4 ó 5 veces al día. También protegerlos del sol directo ayuda a reducir la transpiración y la consiguiente pérdida de humedad.

A pesar de la presencia del problema descrito, no se deben dejar de abonar los árboles afectados para que no pierdan el vigor y fortaleza.

Deja una respuesta