¿Tienes hojas parásitas en tus bonsáis?

El bonsái es un arte muy complejo, une la belleza estética con la botánica, por lo tanto es importante tener conocimientos de botánica para poder lograr un buen cultivo de un bonsái.

Es ya muy conocido que las plantas producen su alimento en las hojas, mediante un proceso que conocemos como fotosíntesis: en este proceso la energía del sol que llega a las hojas de una planta es transformada en sustancias como carbohidratos, que sirven de alimento al bonsái, por lo tanto mientras mayor superficie del bonsái este expuesta a la luz solar mayor cantidad de alimento genera y va a tener una mejor salud en general,

Va a estar mejor preparado para enfrentar enfermedades o estrés climático, además de producir mejores brotaciones durante los periodos de crecimiento, y reaccionará mejor a los trabajos que hagamos sobre el bonsái, como podas y trasplantes.

¿Qué son las hojas parasitas?

bonsai olmo chino

Las hojas o ramas parasitas son aquellas ramas u hojas que al no estar expuestas a la luz solar, estas hojas para sobrevivir y mantenerse activas realizan respiración, el proceso inverso al de la fotosíntesis.

Esto quiere decir que estas hojas toman los productos de la fotosíntesis, como la glucosa, para obtener la energía que necesitan, esto hace que en vez de aportar con más alimento al bonsái,  consumen parte del alimento que las otras hojas expuestas al sol generan, por lo tanto son parasitas de las primeras dentro del mismo árbol.

juniperus chinensis shimpaku

Ahora bien, cada vez que trabajamos un bonsái con poda o con alambrado, vamos podando ramas privilegiando unas sobre otras, ubicando o podando las ramas de nuestro bonsái según dos criterios, ambos unidos tan fuerte que finalmente son inseparables para lograr un buen bonsái, estos criterios son:

Criterio estético del bonsái

Bajo este criterio modelamos las ramas de nuestros bonsáis bajo ciertas reglas que fueron desarrolladas hace muchos años, con la intención de que el bonsái estéticamente se vea bien, parezca un árbol cientos de años en un bosque, sea un árbol armónico y que llame a la reflexión a quien lo este observando.

Criterio biológico del bonsái

Este criterio busca que las ramas sean lo más eficientes posible, menos ramas pero todas ubicadas de manera que reciban luz, se busca que ninguna rama este directamente sobre otra, buscando una buena ventilación entre las ramas, para el ingreso de aire y luz. Básicamente hacer más eficiente al bonsái, menos ramas parasitas y más ramas que capturen la luz del sol y hagan fotosíntesis.

Si bien existen ambos criterios, que separamos para explicarlos mejor, los bonsáis se trabajan fusionando ambos criterios de forma tal que no podemos separar uno del otro al momento del diseño, si no que ambos trabajan y se complementan de tal manera que lo lógico es que una rama bien ubicada estéticamente, también estará bien ubicada para recibir buena luz.

Las reglas básicas del bonsái como, ramas intercaladas en los costados, eliminación de ramas que bajan o suben directamente, forma triangular, nunca ubicar ramas sobre otras, ni cruzar ramas por el frente etc. Todas estas reglas y las técnicas bien aplicadas nos llevan a eliminar las ramas parasitas y dejar solo aquellas ramas que recibirán mejor luz.

Cada ves que trabajas tu bonsái siguiendo las reglas básicas logras hacer que tú bonsái sea más eficiente al momento de crear y utilizar su energía, por lo anterior las reglas no solo debes conocerlas y seguirlas por una razón estética, si no que además para la salud general del bonsái, y sin duda esto facilitará más los cuidados de tu bonsái y te será más fáciles tener bellos ejemplares.

Deja un comentario