Alambrado del bonsái: técnica paso a paso

El alambrado es una parte importante del proceso de moldeado de nuestro bonsái y casi todos los bonsais han sido alambrados en algún momento de su formación.

Alambrado del bonsái

De entrada no es una técnica complicada aunque se necesita de unas pocas pautas para obtener resultados satisfactorios.

El alambrado permite un mejor control y manipulación del tronco y las ramas, ya que las posicionamos exactamente donde deseamos que estén, según el diseño previo que hayamos establecido para nuestro árbol.

alambrado del bonsái

Básicamente el alambrado consiste en enrollar el alambre de aluminio o cobre alrededor del tronco y las ramas. Al ejercer presión sobre ellas las “deformamos” posicionándolas en el lugar que queremos. Al dejar el alambre durante un tiempo, la rama adquiere la posición fijada, y al retirarlo, mantiene dicha posición.

¿Para qué sirve el alambrado?

Con el uso del alambrado le podemos dar a los troncos o ramas que son demasiado rectos un movimiento más realista. Las ramas jóvenes se pueden posicionar de manera horizontal o hacia abajo para dar la sensación de que es una rama vieja y vencida por el peso y el paso del tiempo.

Vídeo: La importancia del alambrado.

 

Alambrado bonsái ficus

En el alambrado exclusivo de ésta especie de crecimiento muy rápido, al carecer de una corteza rugosa similar a otras especies como coníferas, se puede dejar que se clave ligeramente el alambre para posteriormente volver a alambrar sobre las mismas ramas pero en sentido contrario para producir marcas en forma de X que no dañan al árbol y sirven para darle apariencia de vejez con apariencia de botones de corteza sobre la superficie de las ramas.

Muchos aficionados debido al rápido crecimiento de ésta especie y para evitar que el alambre se marque desalambran sus árboles demasiado pronto y los vuelven a re-alambrar, con el gasto de material y tiempo que todas estas operaciones conllevan. Con la técnica asiática mencionada anteriormente damos carácter al tronco y las ramas sin que en ningún caso suponga un problema para éste árbol. El efecto es especialmente conseguido en el alambrado bonsái ficus retusa.

Alambrado bonsái olivo

Él olivo se puede alambrar durante prácticamente cualquier época del año aunque conviene recordar que tiene una corteza delicada y que en ocasiones puede ser necesario cubrirla con rafia para evitar marcas profundas. Durante primavera y otoño vigilaremos posibles marcas producidas por el alambre y en caso de encontrarlas desalambraremos.

Alambrado bonsái pino

Las coníferas las podemos alambrar en cualquier momento desde la primavera hasta el otoño. Las coníferas requieren ser alambradas anualmente y necesitan por lo menos de un alambrado integral para un diseño exitoso.

El desalambrado

Con el crecimiento del árbol las ramas van aumentando muy lentamente su tamaño. Cualquier alambre en las ramas puede llegar a estar demasiado apretado y marcar la corteza por lo que hay que retirarlos antes de que esto suceda.

Tijera corta alambre ryuga 115mm.

Características: 

  • Corta alambre

Desde Nueva: 37,91 € En Stock

Siempre es recomendable que el alambre se retire cortándolo en pequeñas secciones de manera paciente con las herramientas adecuadas. Hay que tener cuidado de no dañar lo brotes, romper hojas, ramificación fina o causar cualquier otro daño.

Si intentamos reciclar el alambre ya usado, no sólo podemos dañar brotes o ramas finas sino que en cobre no es posible y en aluminio éste no ejercerá una presión continua sobre las nuevas ramas al tener puntos de presión ya marcados del alambrado anterior.

No olvidar hacerse con unas buenas tijeras corta alambres.

Y como siempre insistir que la práctica y la paciencia son las mejores herramientas para dominar la técnica del bonsái, en éste caso la del alambrado.

Deja una respuesta