"La belleza de lo sencillo."
Si te gusta el bonsai, cultívalo y aprende a diseñarlo. ¡ Te apasionará!
Home » Especies » Pino negro japonés – Pinus thunbergii

Pino negro japonés – Pinus thunbergii

Pino negro japonés

Esta conífera perteneciente a la familia de las pináceas es la típica especie que los aficionados al bonsái incluyen entre sus árboles. Originario de zonas costeras de Japón y Corea  su vigor, su corteza cuarteada de colores negros y plateados y su capacidad para reducir el tamaño de la hoja con un pinzado y cultivos adecuados le hacen especialmente indicado y elegido por muchos aficionados al bonsái.
Las acículas, de entre 7 y 12 cm de longitud están agrupadas por pares con una vaina blanca en la base y puntiagudas en su extremo. A continuación recogemos los principales cuidados del bonsai pinus thunbergii.  

Ubicación

Exterior donde reciba mucha luz y sol abundante, lo que favorecerá también la reducción del tamaño de la hoja. También agradece algo de humedad ambiental. Capaz de soportar temperaturas bajo cero e inclemencias invernales severas. No debemos olvidar la importancia de éste punto a la hora de comprar pino thunbergii.

Riego

Como el resto de coníferas dejaremos secar la tierra superficial del sustrato entre dos riegos. La humedad constante no es aconsejable para el sustrato, que debe drenar perfectamente.

Abonado

El abonado se administrará durante primavera y otoño principalmente, reduciéndose su aplicación en verano e invierno. Principalmente en otoño, cuando el árbol está haciendo acopio de energía para la brotación de la próxima estación el abonado debe ser especialmente rico en nitrógeno. Utilizaremos preferentemente un abono orgánico deliberación lenta. Algunos abonos de fabricación artesanal incluyen harina de colza, de hueso triturado y emulsión de pescado, colocándose alrededor de la superficie del sustrato y de una duración aproximada de un mes.

En definitiva abono orgánico sólido y suplementos de hierro si no hay kiryuzuna en el sustrato al menos un par de veces anualmente.
También sería interesante aportar algo de potasio extra al final de la temporada de crecimiento.

Transplante

De dos a cuatro años dependiendo de la edad del ejemplar, al comienzo de la primavera, antes de que las nuevas yemas comienzan a desarrollarse. Conservar parte del sustrato renovado para no eliminar por completo las micorrizas del mismo. No excederse a la hora de cortar raíces. Tampoco hacer coincidir el transplante con podas severas de ramas o pérdida importantes de masa verde.

El sustrato utilizado a la hora de trasplantar es recomendable sea muy poroso, con poca o ninguna materia orgánica (akadama y otros elementos drenantes como arena de río o roca volcánica).

Durante dos semanas aproximadamente lo protegeremos de la luz directa del sol.

En el canal de Youtube de Caminando entre bonsaís  encontramos la descripción la técnica del transplante para ésta especie en el siguiente vídeo.

Sustrato

Recomendable 50% akadama y 50% kiryuzuna por el hierro que éste aporta y que precisa ésta especie. Como sustituto de la kiryuzuna podemos añadir humus de lombriz con grava o arena de río.

Pinzado

Los brotes se acortan en primavera (pinzado con los dedos de las velas o metsumi antes de que éstas desarrollen las  nuevas acículas) y en verano se hace una selección de los mismos, eliminando los fuertes o en número excesivos (mekiri).  Esto obliga al árbol a emitir una segunda brotación antes de que llegue el invierno. Normalmente dejamos dos yemas,  buscando la horizontalidad de las mismas. Las mas fuertes si la zona es mas débil (zonas inferiores) y las yemas mas pequeñas si la rama es fuerte (tercio medio y ápice). Podemos también eliminar algunas agujas dejando los brotes con un par de pares de agujas, será suficiente.  Jesús Martín nos lo explica más detenidamente desde su canal Tribubonsai de Youtube.

En el pinzado  se deben eliminar 2/3 de la vela que el árbol emite en primavera como nueva brotación. En el caso de que dichas velas  superen los 3 cm se deben eliminar completamente con lo cual obligaremos al árbol a desarrollar una segunda brotación más pequeña en esa misma zona. Durante el verano y el otoño es conveniente reducir las velas  1/3 de su tamaño con lo cual favoreceremos que en éstas zonas se produzca una brotación más compacta la próxima primavera.

Hay 2 métodos para igualar la fuerza de las velas en las diferentes secciones del árbol. En el primero se corta la vela a igual distancia de la base que el ancho de la misma y de forma progresiva: empezando por las ramas inferiores y a los 10 días realizar la operación con las ramas intermedias, finalmente después de otros 10 días las ramas superiores. Éste proceder favorece el crecimiento de las ramas más débiles de forma incremental permitiendo que se igualen con las superiores.

El segundo método para igualar el crecimiento de las distintas ramas es cortar las velas de los brotes superiores dejando un fragmento de la misma,  con lo cual inhibimos la aparición de nuevos brotes en la base; en las ramas inferiores cortaremos todas las velas por la base de las mismas, realizando el pinzado en todas las ramas a la vez. Controlaremos la evolución de los brotes y retiraremos los restos de velas en aquellas ramas con crecimiento menor de lo deseado.

Es conveniente controlar el riego reduciéndolo éste ligeramente durante la etapa de formación de las nuevas yemas, para que éstas no se alarguen demasiado.

En diciembre podremos eliminar las hojas de las ramas dejando de 6 a 7 pares de agujas en la parte superior, de 10 a 15 en las ramas centrales e interiores y  un número mayor en las ramas inferiores, (más débiles)  y por lo tanto más necesitadas de acículas. Para desprenderlas tiraremos hacia arriba en el sentido de crecimiento de las mismas.

Poda

La eliminación de ramas gruesas la realizaremos cuando el movimiento de savia esté parado.

Alambrado

Podremos realizarlo en cualquier época del año pero en primavera prestaremos especial atención a él para evitar marcas indeseadas. La flexibilidad de la madera de pino negro japonés facilita su modelado.

Enfermedades

Sensible al pulgón lanígero y las cochinillas.

Multiplicación

Por semillas ( éstas precisarán de estratificación fría durante al menos 60 días y estar en remojo 24 horas antes de la siembra) y por injertos de yema para ubicar ramas donde no las tenemos. Es más problemático para reproducirlo por esquejes. En el canal de Youtube de Cultivo Paso a Paso encontramos ésta detallada descripción del proceso.


bonsais pino